Salud para ti/sueños

Página Inicial Saludparati.com


El sueño y los sueños

El sueño y los sueños: continuación

El sueño en los niños y jóvenes

El sueño en los niños y jóvenes (continuación)

El sueño en hombres, mujeres y ancianos

Los animales y el sueño

Hallazgos científicos sobre el sueño

Las etapas del sueño

Pesadillas y sueños desagradables

Pesadillas y sueños desagradables -2

El insomnio y otros problemas del sueño

El insomnio - como combatirlo


El sueño y los sueños: Introducción

Cuando soñamos nuestra mente nos transporta a un mundo extraño.  En efecto, nuestros sueños no siempre siguen las reglas y leyes a las que nos hemos acostumbrado mientras estamos despiertos. En los sueños la distinción entre la imaginación y la realidad desaparece.  El sueño es el único estado de consciencia, aparte de la locura y las alucinaciones, en el que experimentamos la existencia de un mundo que no tiene realidad objetiva. A este asunto volveremos luego.  Por lo pronto tratemos de dar respuesta a varias de las preguntas más comunes sobre los sueños y sus características.

¿Qué Significa Soñar?

Se han propuesto numerosas definiciones del soñar.  Sin embargo, en la actualidad muchos investigadores entienden que lo que distingue soñar de estar despierto es lo siguiente.  Mientras estamos despiertos, tanto la atención de nuestra consciencia como nuestras percepciones, van dirigidas primordialmente a lo que  sucede en el mundo externo y que nos llega a través de los sentidos.  Bajo estas circunstancias, tanto nuestra consciencia como nuestras percepciones, están mayormente influidas y determinadas por circunstancias externas y ajenas a nuestro cuerpo.  Mientras dormimos, por el contrario, las vías que van desde nuestros sentidos hasta nuestro cerebro están en buena medida bloqueadas. Lo mismo sucede con las que conducen de nuestro cerebro a nuestros músculos voluntarios. De hecho, podríamos dormir con los ojos abiertos y aun así no veríamos nada.  Mientras dormimos nuestra percepción se torna hacia nuestro interior.  Cómo y por qué esto ocurre es uno de los grandes enigmas que la ciencia investiga y que, como veremos en otra parte, estamos comenzando a comprender.

¿Se Sueña Durante Toda la Noche?

Como veremos con mayor detalle en otra parte, el sueño se divide en varias etapas. Los sueños pueden producirse durante cualquiera de ellas.  Sin embargo, son más frecuentes y vívidos durante la etapa conocida como etapa de Movimientos Oculares Rápidos (MOR, conocida como REM o Rapid Eye Movement en inglés) llamada así porque durante la misma los ojos se mueven rápidamente bajo los párpados cerrados.

¿Sueñan Todas las Personas?

Hay quienes dicen que no recuerdan jamás haber soñado. No obstante, cuando estas mismas personas duermen en un moderno laboratorio de investigación del sueño y se les despierta mientras están en la etapa de sueño MOR, casi siempre recuerdan haber estado soñando.  Esto nos lleva a concluir que estas personas sueñan pero tienen dificultad para recordar sus sueños. Existe una rara condición llamada síndrome de Charcot-Wilbrand en el que la persona pierde la capacidad de soñar a causa de una lesión cerebral. En un estudio publicado en octubre de 2004 en la revista Annals of Neurology se informa de una mujer que adquirió esta condición tras sufrir un infarto en una arteria cerebral que le ocasionó daños en una región profunda del lóbulo occipital. Esta es la región que tiene que ver con la visión. Esta mujer conservó la capacidad  de dormir normalmente y pasar por las distintas etapas del sueño. Sin embargo, cuando se le despertaba durante la etapa de sueño MOR no recordaba haber estado soñando. Esta es la primera vez que se logra implicar directamente esta región del cerebro en la producción de sueños.

El Color de los Sueños

Durante la década de 1950 algunas personas postularon que la mayoría o, incluso tal vez todos, los sueños son en blanco y negro.  Otros pensaban que, en todo caso, muy pocas personas soñaban en colores y que éstas eran las de mayor capacidad creadora. Sin embargo, hoy tenemos estudios que  señalan que cuando menos el 40% de los sueños son en colores.  Otros investigadores estiman que la proporción es aún mayor y que la gran mayoría de los sueños son en colores. Estos investigadores creen que muchas personas no están conscientes de esto, tal vez por lo difícil que se les hace recordar sus sueños o por ser la experiencia del color algo tan natural que no le ponemos particular atención.  Las personas que durante su vida diaria están más conscientes del color, al igual que aquellas para las cuales la percepción del color forma parte significativa de su vida (como por ejemplo los pintores y los fotógrafos) también están más conscientes de los colores en sus sueños y por tanto los recuerdan con mayor frecuencia.  Charles McPhee, un investigador de los sueños de California, cree que la idea de que soñamos en blanco y negro surgió debido a la gran difusión de la televisión en blanco y negro en aquella época.  Hoy prácticamente todos los televisores son a color y a casi ningún investigador se le ocurre postular una idea similar.

Para Eric Schwitzgebel, profesor de filosofía de la Universidad de California el origen de esta idea se remonta  un poco más atrás, específicamente a comienzos del siglo XX.  Esta era una época en la que la fotografía y el cine eran en blanco y negro. Posteriormente, la aparición d ela televisión en blanco y negro reforzó esta idea. En la decada de 1960 esta opinión comienza a cambiar con un estudio llevado a cabo en 1962 en el que se encontró que el 83 por ciento de las personas que fueron despertadas durante la etapa de sueño MOR y se les preguntó si habían colores en sus sueños respondieron en la afirmativa.

Probablemente muchas personas que dicen soñar únicamente en blanco y negro en realidad sueñan en colores pero tienen dificultad para recordarlo.  Cuando una de estas personas comienza a recordar el color en sus sueños casi siempre el primero que viene a su memoria es el rojo, el color que desde tiempos inmemoriales ha sido asociado con emociones tales como la ira, los celos, la excitación y la pasión amorosa.

Para algunos estudiosos, mientras más vívido es el color en un sueño mayor intensidad emocional posee.  Según algunos investigadores como Jeremy Taylor, pasado presidente de la Asociación para el Estudio de los Sueños y autor de varios libros sobre el tema, en aquellos sueños en que los colores son muy vívidos seguramente se encuentran varios niveles de energía emocional y sentimientos que nuestro inconsciente trata de comunicar a nuestra mente consciente.