Salud para ti/sueños

Página Inicial Saludparati.com


El sueño y los sueños

El sueño y los sueños: continuación

El sueño en los niños y jóvenes

El sueño en los niños y jóvenes (continuación)

El sueño en hombres, mujeres y ancianos

Los animales y el sueño

Hallazgos científicos sobre el sueño

Las etapas del sueño

Pesadillas y sueños desagradables

Pesadillas y sueños desagradables -2

El insomnio y otros problemas del sueño

El insomnio - como combatirlo





Cómo evitar las pesadillas y los sueños desagradables


Cambiando Nuestros Sueños Desagradables en Placenteros

Aparte del significado que puedan tener, es evidente que mientras las pesadillas y los sueños desagradables nos pueden hacer sentir mal durante el día, un sueño placentero nos hace sentir optimistas, contentos y con mayor confianza en nosotros mismos/as.  De modo que una buena forma de sentirnos mejor es tener menos sueños desagradables y más sueños buenos.  El siguiente es un método para lograr esto:

1. Utilizando su diario o registro de sueños examine sus sueños y trate de ver cuales de ellos le han hecho sentir mal.

2. Identifique la dimensión emocional de esos sueños, es decir, los sentimientos que nos producen y que debemos cambiar (ansiedad, invalidez, vergüenza, ira, etc.).  Utilice las emociones negativas presentes en sus sueños para identificar los problemas de nuestra vida diaria de los cuales son reflejo.  Comience a trabajar en la solución o el manejo de éstos.

3. Detenga los sueños malos diciendose a usted mismo/a antes de acostarse que puede controlar sus sueños.  Dígase algo así “mis sueños son creados por mí no por una fuerza externa, no tengo porqué temerles” y “me enfrentaré con valor a mis sueños desagradables”.  Cuando se presente un sueño desagradable simplemente ordénele detenerse (lo que probablemente haga que se despierte), o tome control del mismo.  Para  lograr esto podemos utilizar las técnicas de sueño lúcido que discutiremos en el próximo capítulo.

4. Cambie el contenido de sus sueños.  Cuando detenga un sueño pida que el sueño continúe pero en una forma más positiva.  Con la práctica podremos lograr esto sin despertarnos.  Antes de acostarse practique maneras de cambiar los sueños desagradables en sueños placenteros.  Por ejemplo, si frecuentemente sueña que se está cayendo por un precipicio cambie este sueño por uno en que usted vuela y llega a un lugar exótico.

Dos técnicas desarrolladas en la Universidad de Nuevo México han probado ser útiles para evitar las pesadillas.  Una de ellas consiste recordar la pesadilla en detalle a la vez que se practica un sencillo ejercicio de relajación.  Luego de esto se procede a escribir la pesadilla.  En la otra técnica la persona también se relaja pero en vez de meramente recordar la pesadilla procede a cambiar la trama  y el final de la misma antes de pasar a escribirla.  Con estas técnicas muchas personas que padecían de pesadillas durante muchos años han logrado reducir la frecuencia de éstas o incluso eliminarlas completamente.

Los Medicamentos y las Pesadillas

En nuestra sociedad un gran número de personas ingieren medicamentos.  Algunas, especialmente aquellas de mayor edad ingieren, simultáneamente, varios medicamentos.  Muchos de estos medicamentos tienen efectos tanto sobre la calidad de nuestro sueño como sobre el contenido de los sueños.

Varios medicamentos pueden producir sueños extremadamente vívidos y pesadillas en algunas personas.  Entre estos se encuentra la Reserpina (y otros tipos de antihipertensivos), los bloqueadores beta adrenérgicos como el propanolol (utilizado mayormente por sus efectos cardiovasculares), L-dopa utilizado en los pacientes de Parkinson, al igual que medicamentos que incrementan los niveles de acetilcolina.  Los mecanismos por medio de los cuales estos medicamentos tienen tales efectos sobre los sueños no se conocen con exactitud.  Según narran algunos pacientes los medicamentos antidepresivos como Prozac, Paxil y Zoloft que tienen efectos sobre los niveles de serotonina en el cerebro producen sueños sumamente vívidos y extraños.  Esto a pesar de que éstos medicamentos tienden a disminuir los períodos de sueño MOR.  También algunas personas que utilizan el llamado parcho de nicotina para dejar de fumar indican que comienzan a sufrir pesadillas.


Muchos medicamentos tienen efectos tanto sobre la calidad de nuestro sueño como sobre el contenido de los sueños.






Existen técnicas con las cuales muchas personas que padecían de pesadillas durante muchos años han logrado reducir su frecuencia o incluso eliminarlas.