Saludparati - noticias y hallazgos

Página Inicial Saludparati.com


Diabetes: Alternativas Naturales

Problemas de Salud: Alternativas Naturales para su Tratamiento

La Depresión: Cómo Prevenirla y Derrotarla

El Estrés: Cómo Nos Afecta y Cómo Derrotarlo

Plantas Medicinales

Alimentos Que Protegen Nuestra Salud

Revitalice y Rejuvenezca su Cerebro

Dormir y Soñar

Noticias y Descubrimientos en el campo de la Salud

Terapia musical - El poder curativo de la música





Pronto: alternativas para combatir y prevenir la depresión


Continuación - Ejercicio para preservar el vigor juvenil

Por otra parte, el ejercicio también provoca un aumento en la sudoración. Mediante ésta se elimina cloruro de sodio, un mineral que contribuye al endurecimiento de las arterias.

El ejercitarse físicamente también puede ayudar a mantener y mejorar las capacidades de nuestra mente. En un estudio llevado a cabo en el Scripps College de California se encontró que 12 minutos diarios de ejercicio ayudaron a un grupo de hombres y mujeres entre las edades de 55 y 89 años a mejorar la memoria, razonar con mayor certeza e incrementar sus reflejos.

Tanto en adultos jóvenes como en personas de edad avanzada se ha encontrado una correlación entre la actividad física y el bienestar emocional. Existen también estudios que sugieren que el ejercicio puede reducir los síntomas de depresión.

Para que el ejercicio sea más efectivo

El ejercicio, para ser más efectivo, debe combinar los aspectos de entrenamiento de fuerza, resistencia aeróbica y flexibilidad. En la mayoría de los regímenes de ejercicio se enfatiza sólo uno de estos aspectos, especialmente los dos primeros. Como ya hemos visto ambos son sumamente importantes pero igualmente lo es el entrenamiento de la flexibilidad. La falta de flexibilidad corporal es uno de los principales problemas del envejecimiento. Esto es causado principalmente por el acortamiento y tirantez del tejido conectivo que se comienza a producir antes de los treinta años. El resultado final de esto es postura encorvada, dolores de espalda y piernas y caderas rígidas. El entrenamiento de flexibilidad en forma de ejercicios de estiramiento puede además de mejorar la flexibilidad, aumentar la fortaleza física, mejorar el tono muscular, hacer que nos sintamos mejor con nuestro cuerpo , mejorar nuestra apariencia, nuestra agilidad y energía. Además tiene efectos positivos sobre la circulación sanguínea.

Es importante señalar que el ejercicio debe llevarse a cabo en forma regular y consistente. Llevar a cabo ejercicios sólo de vez en cuando o empezar un programa de ejercicios para luego interrumpirlo y posteriormente volverlo a comenzar puede ser perjudicial. Una razón para que esto sea así es que el ejercicio, a pesar de sus numerosos efectos benéficos, aumenta la producción de productos de desecho y radicales libres en el cuerpo que, como ya hemos visto, aceleran el proceso de envejecimiento. Sin embargo cuando nos ejercitamos de forma regular nuestro cuerpo aprende a adaptarse a estos radicales libres y aumenta la producción de sustancias que combaten los radicales libres. También se cree que el ejercicio regular hace que el cuerpo aprenda a utilizar y retener mejor los nutrientes con propiedades antioxidantes* que ingerimos. El efecto total es tal que varios estudios demuestran que las personas que se ejercitan regular y frecuentemente tienen una menor incidencia de varios tipos de cáncer tales como: cáncer de próstata, colon y seno que las personas que no se ejercitan. Al parecer el ejercicio moderado y regular incrementa la capacidad de las células del sistema inmunológico para atacar las sustancias invasoras de nuestro cuerpo incluyendo a las células cancerosas. En el caso del cáncer del seno se cree que el ejercicio ayuda al disminuir la exposición del seno a diversas hormonas. Esto puede ocurrir bien sea porque el ejercicio disminuye las variaciones en el nivel de hormonas que ocurre durante el ciclo menstrual de las mujeres o porque provoca cambios en largo del ciclo menstrual. Aunque la mayoría de los estudios acerca de los efectos del ejercicio sobre la incidencia de cáncer se han llevado a cabo en mujeres que aún no han llegado a la edad de la menopausia en la actualidad se llevan a cabo otros estudios con mujeres post menopáusicas.

Dicho esto, hay que decir también, que si queremos disfrutar de los maravillosos beneficios del ejercicio debemos luchar por la calidad de nuestro medio ambiente. La contaminación del aire en nuestras ciudades puede llegar a niveles tales que hagan del ejercicio al aire libre más perjudicial que benéfico. En un estudio llevado a cabo en la ciudad de Nueva York por la Universidad de Cornell, se encontró que las personas que se ejercitaban trotando en medio del tráfico de la ciudad estaban expuestas a tanto monóxido de carbono como si se hubiesen fumado más de media cajetilla de cigarrillos.

Otro problema es el del ozono, un gas incoloro que se forma por la acción de los rayos ultravioletas del sol sobre las emisiones de los automóviles. El ozono es un irritante que puede causar problemas respiratorios.

Para evitar estos problemas trote o camine temprano en las mañanas cuando los niveles de contaminantes aún están bajos y evite pasar por lugares congestionados por vehículos de motor. Si siente la nariz tapada deténgase ya que esto es con mucha probabilidad una señal de que el aire está contaminado. Es especialmente importante evitar estar en lugares contaminados con humo de cigarrillo antes y después de ejercitarnos.

Sobre todo luchemos por mejorar nuestro ambiente. Este es uno de los primeros pasos que debemos dar si queremos, tanto nosotros(as) como nuestros hijos(as), disfrutar de una vida larga, plena y saludable.