Saludparati - noticias y hallazgos

Página Inicial Saludparati.com


Diabetes: Alternativas Naturales

Problemas de Salud: Alternativas Naturales para su Tratamiento

La Depresión: Cómo Prevenirla y Derrotarla

El Estrés: Cómo Nos Afecta y Cómo Derrotarlo

Plantas Medicinales

Alimentos Que Protegen Nuestra Salud

Revitalice y Rejuvenezca su Cerebro

Dormir y Soñar

Noticias y Descubrimientos en el campo de la Salud

Terapia musical - El poder curativo de la música





Pronto: alternativas para combatir y prevenir la depresión


Disruptores endocrinos - 2

Algunas de las sustancias que han sido identificadas como  químicos disruptores endocrinos son:

DDT (diclorodifeniltricloroetano) - es un insecticida que comenzó a utilizarse en 1936 y cuyo uso se amplió luego de la Segunda Guerra Mundial. Ya en 1946 se habían notado ciertos efectos nocivos del DDT sobre las aves, la vida marina y sobre ciertos insectos benéficos. En estudios posteriores se encontraron altas concentraciones en animales carnívoros a través de todo el mundo. Esto como resultado de que estos animales lo ingerían en sus alimentos.

Los primeros estudios acerca del DDT con animales de laboratorio revelaron que esta sustancia interfiere con el sistema reproductor. Más recientemente se ha encontrado que el DDT podría tener la capacidad de inhibir el desarrollo del sistema reproductor femenino. También se cree que puede afectar la fertilidad en los varones. Se piensa, además que la exposición prenatal al DDT podría aumentar el riesgo de obesidad durante la niñez. Recientemente se ha establecido una relación entre el uso del DDT y la posibilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

El uso del DDT fue prohibido en los Estados Unidos en 1972. Uno de los factores que contribuyó a esta prohibición fue la publicación en 1962 de un libro titulado Primavera Silenciosa de la bióloga y ecologista Rachel Carson en el que exponía los peligros que representaba el DDT al medioambiente y en el que argumentaba que de seguir utilizando esta sustancia podría eventualmene producrise la desaparición de toda la población de aves en el mundo.

El DDT ha sido prohibido en otros países además de los Estados unidos. Sin embargo la organización Mundial de la Salud aún recomienda su uso para el control de la malaria y con eso fin se sigue utilizando en cantidades limitadas en África y en diversas partes del sureste asiático.

Policloruros de Bifenilo - Son un grupo de más de 200 compuestos que se usan como lubricantes y refrigerantes. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente los clasifica como uno de los doce contaminante más nocivos fabricados por el ser humano. Aunque existía evidencia de graves daños a la salud causados por estos compuestos su uso continuó hasta que dos incidentes separados con aceite de cocinar contaminado con estas sustancias causó el envenenamiento de miles de personas en Japón y Taiwan. En 1977 se prohibió a nivel mundial su uso.

Estas sustancias se degradan lentamente por lo que pueden permanecer en el medioambiente durante siglos y se concentran en los tejidos grasos de animales que dependen de una cadena alimentaria. Los peces son los primeros expuestos ya que el agua y los sedimentos actúan como acumulador de estas sustancias.

Los Policloruros de Bifenilo entran al cuerpo a través de la piel, los pulmones y el sistema gastrointestinal.

El contacto directo con  Policloruros de Bifenilo puede causar una severa condición de la piel parecida al acné. La exposición a estos compuestos también puede aumentar el riesgo de cáncer de la piel, cáncer del hígado y cáncer del cerebro. Recientemente se ha encontrado que ciertos compuestos parecidos a los Policloruros de Bifenilo son tóxicos a la glándula tiroides y al hígado, aumentan el riesgo de desarrollar diabetes y en cuando la exposición se produce en el periodo prenatal ocurre un incremento en la probabilidad de obesidad infantil.

Bisfenol-A (abreviado BPA por sus siglas en inglés) - es un compuesto orgánico que su utiliza principalmente en la manufactura de plásticos y pegamentos de tipo epoxi.. Existe una gran cantidad de productos que contienen esta sustancia entre ellos botellas para agua, biberones, envases plásticos, materiales dentales. Se encuentra en los recubrimientos de latas de alimentos y de bebidas. Algunos papeles que se utilizan para imprimir recibos en las tiendas y restoranes también contienen bisfenol-A. En estudios con animales y en vitro se ha encontrado que el bisfenol-A eleva el riesgo de desarrollar diabetes así como cáncer del seno y de la próstata. También se ha encontrado que puede causar obesidad, trastornos neurológicos, problemas reproductivos y adelantar la edad de la pubertad y afectar la función de la glándula tiroides.

En los Estados Unidos y otros países se ha desarrollado una intensa controversia relacionada con el uso de esta sustancia. Algunos científicos entienden que los niveles de esta sustancia a los que las personas y especialmente los niños están expuestos son similares a los que se sabe que causan daños en animales. El Programa Nacional de toxicología, que es un programa interagencial del gobierno de los Estados Unidos ha expresado que tienen cierto grado de preocupación por los efectos sobre el cerrebro, la conducta y la próstata durante el periodo prenatal y durante la infancia y la niñez que pueden tener los niveles actuales de exposición al bisfenol-A.

DEHP - es una sustancia usada en grandes cantidades en los empaques de alimentos, productos para niños y algunos productos médicos. El DEHP puede alterar el desarrollo humano.

Fitoestrógenos - Son sustancias producidas naturalmente por diversas plantas que actúan de forma similar a los estrógenos. Se ha encontrado que más de 300 alimentos contienen estas sustancias. Algunos de los niveles más elevados de fitoestrógenos se encuentran en la soya y sus derivados. Dos de estos son el daidzein y el genistein. Se sospecha una relación entre el consumo de productos de soya y el cáncer de seno, sin embargo los resultados de estudios que se han llevado a cabo son inconsistentes. Existen estudios en ratas que señalan que los fitoestrógenos de la soya pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir cácer del seno. Sin embargo, según otros estudios al actuar como estrógenos estas sustancias pudieran tener el efecto contrario en seres humanos. Ante esta incertidumbre algunos cientificos recomiendan a las mujeres precaución en el el consumo de altas cantidades de productos y suplementos de soya.