Saludparati - noticias y hallazgos

Página Inicial Saludparati.com


Diabetes: Alternativas Naturales

Problemas de Salud: Alternativas Naturales para su Tratamiento

La Depresión: Cómo Prevenirla y Derrotarla

El Estrés: Cómo Nos Afecta y Cómo Derrotarlo

Plantas Medicinales

Alimentos Que Protegen Nuestra Salud

Revitalice y Rejuvenezca su Cerebro

Dormir y Soñar

Noticias y Descubrimientos en el campo de la Salud

Terapia musical - El poder curativo de la música





Pronto: alternativas para combatir y prevenir la depresión


Disruptores endocrinos

Uno de los principales sistemas del cuerpo humano es el sistema endocrino. Se compone de células y glándulas como: la pituitaria, la tiroides la paratiroides, las adrenales, la glándula pineal, el páncreas y el hipotálamo. Estas glándulas producen unas sustancias llamadas hormonas que regulan, coordinan y controlan funciones tales como el crecimiento y desarrrollo, el sueño, los estados anímicos, el proceso reproductivo, la función sexual, el estrés, el apetito y el metabolismo.

Para trabajar efectivamente, el sistema endocrino debe mantener fino balance que fácilmente puede perderse. En años recientes se le ha estado prestando atención a una serie de compuestos que pueden alterar este balance a los que se les conoce por varios nombres: químicos disruptores endocrinos, interruptores endocrinos o alteradores hormonales. Estas son sustancias presentes en el ambiente, los alimentos y en numerosos productos que interfieren o alteran las funciones del sistema endocrino causando una desviación de los procesos normales que regulan las funciones de nuestro cuerpo. Entre estos químicos hay algunos de origen natural y otros sintéticos. Sus efectos se producen a través de diversos mecanismos que se continúan investigando. Entre estos:

Bloqueando o interfiriendo con la producción de hormonas o con la función de los receptores hormonales.

Imitando las hormonas naturales del cuerpo, produciendo así una sobreestimulación. Esto puede suceder con hormonas tales como las producidad por la tiroides y las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) o femeninas (estrógenos).

Uniéndose a los receptores hormonales dentro de la célula impidiendo así que la hormona natural pueda unirse a su receptor.

Cuando la exposición a los químicos disruptores endocrinos se produce durante el periodo del crecimiento, cuando el sistema endocrino está desarrollándose y “programándose” el resultado puede ser una alteración permanente en las funciones del sistema o cambios en la sensitividad de los órganos del sistema a las señales que regulan la producción de hormonas.

Existe evidencia de que los químicos disruptores endocrinos tienen effectos nocivos relacionados con el sistema reproductor tanto del hombre como de la mujer. También pueden causar defectos congénitos, y contribuir en el desarrrollo de cáncer del seno, cáncer de la próstata, el metabolismo, la obesidad, y  problemas del sistema cardiovascular y el sistema nervioso. Muchos de estos químicos poseen propiedades que los hacen en cierto modo muy similares a diversas sustancias del cuerpo humano.

Otra característica que los convierte en especialmente peligrosos es que muchos de estos químicos producen sus efectos dañinos con dosis muy pequeñas. Esto sucede especialmente cuando la exposición a ellos se produce durante algunos periodos críticos del desarrollo humano. Aunque parezca extraño, se ha descubierto que en algunos casos una dosis pequeña puede producir efectos más poderosos que una dosis mayor.

Los químicos disruptores endocrinos pueden causar modificaciones a ciertos factores que regulan el comportamiento de los genes causando daños a futuras generaciones de las personas afectadas.

Los efectos de estas sustancias pueden variar de acuerdo a varios factores, entre ellos:

La edad a la cual ocurre la exposición - La exposición de un adulto a uno o varios de estos químicos puede tener efectos muy distintos a los que se producen cuando la exposición se da en el periodo prenatal o durante la niñez.

El tiempo transcurrido desde la exposición - Los efectos de los químicos disruptores endocrinos por lo general no se producen inmediatamente. En algunos casos los daños pueden manifestarse muchos años después de la exposición de modo que el contacto con algunos de estos químicos durante la infancia puede generar problemas cuando la persona ya es adulta.

La exposición a diversas combinaciones de sustancias - Nuestro medioambiente está contaminado por una gran variedad de sustancias nocivas por lo que una persona que ha estado expuesta a un químico disruptor endocrino seguramente ha estado expuesta a otro u otros de estos químicos o a diversos contaminantes ambientales. La combinación de estas sustancias puede tener efectos aditivos o incluso sinergísticos.

A causa de la comunicación que se produce entre diversos componentes del sistema endocrino es posible que se produzcan efectos en órganos del cuerpo que no son los que normalmente se verían afectados por alguna de estas sustancias.

La cantidad de productos que contienen químicos disruptores endocrinos es enorme. El grupo de sustancias que han sido identificadas como químicos disruptores endocrinos es sumamente diversa e incluye químicos sintéticos utilizados como solventes y/o lubricantes, plásticos, plaguicidas y fungicidas. Algunos químicos naturales que se encuentran en los alimentos humanos o en los de los animales también pueden actuar como disruptores endocrinos.

Continúa